Contácte con nosotros : 692530551/960152075

  • SEGURO DE HOGAR

    Defiende tus derechos frente a una compañía aseguradora cuando incumple con sus obligaciones contractuales, por medio de nuestros abogados especialistas en seguros.

     

PROTECCIÓN DEL HOGAR Y SEGURO

 

La vivienda familiar es uno de los bienes más preciados por las personas. Tiene un marcado componente emocional, ya que es donde se desarrolla la vida íntima y familiar. Todas las personas guardan multitud de gratos recuerdos de la casa común. Es el lugar donde la gente ve crecer a sus hijos e hijas y se establecen los lazos de afectividad más fuertes. De todo esto, nace un sentimiento muy humano, destinado a conservar el domicilio como uno mismo lo conoció durante su infancia. Es motivo de orgullo y satisfacción que las viviendas se trasladen de padres a hijos y así, se mantiene la memoria familiar.

De esta concepción existencial, nacen los seguros de hogar. Las personas desean preservar en condiciones óptimas el espacio donde desarrollan su vida cotidiana y que no se deteriore. Para ello, contratan un seguro de hogar que protege el domicilio de los riesgos o accidentes que sufra. Las compañía aseguradoras, normalmente, ofrecen distintas pólizas dependiendo de las contingencias cubiertas.

Los seguros de hogar cubren dependiendo de su tipología, eventos muy variados: filtraciones de agua, pérdida de la vivienda por un incendio, robo de los enseres y mobiliario, roturas de cristales de las ventanas; concluyendo, cualquier eventualidad potencialmente perjudicial.

El interesado en suscribir una póliza de hogar, debe tener muy claro que riesgos desea cubrir y elegir en el mercado, la que más se ajuste a sus exigencias. El tomador de la póliza debe tener muy presente que los bienes asegurados y su valor económico coinciden con la realidad. Esto es importantísimo, porque cuando se ocasiona un siniestro, acudirá un perito a cuantificar los daños que se han producido y su precio de reparación. El importe que figure en el dictamen definitivo del perito, será la cantidad indemnizatoria que la compañía aseguradora propondrá abonar al beneficiario. Puede ocurrir que el importe cubierto sea inferior al real, entonces se dará el supuesto de “infraseguro”, lo que significa que se va a aplicar una operación matemática que reduce el importe de la indemnización. Esto es así, porque el valor no declarado no tiene cobertura.

Si se contrata un seguro de robo, hay que pensar también, que los objetos manipulables y que se pueden trasladar alcanzan precios muy elevados. Sabemos que las técnicas que se utilizan para desvalijar una vivienda, a veces son muy agresivas y la dejan completamente vacía. Los propietarios deben guardar las facturas de los objetos y enseres, cualquiera que sea su naturaleza, para demostrar que realmente poseían dicho bien en su patrimonio. Nos referimos a los objetos con un precio destacable como: ropa de marca, electrodomésticos, joyas, pinturas, relojes, etc…

Si es importante declarar el valor real y cierto de las posesiones cuando se suscribe una póliza, también es muy conveniente, actualizar los incrementos que se produzcan por la adquisición de nuevos bienes o porque, los ya declarados, aumentan de precio. Cualquier cambio o modificación, puede comportar un conflicto con la compañía aseguradora y que se deniegue la cobertura acordada.

Un último apunte práctico, es que una las contingencias más habituales son los accidentes y daños producidos por escapes de agua o filtraciones, por lo que les aconsejamos que, siempre que se contrate un seguro, incluyan este riesgo.