Contácte con nosotros : 692530551/960152075

  • RECUPERA TUS FONDOS PAGADOS DE MÁS

    Bufete Online cuenta con un equipo profesional experto en derecho bancario, para interponer las demandas pertinentes contra los bancos y otras entidades por sus prácticas abusivas.

LA VULNERABILIDAD DEL SECTOR BANCARIO

 

El sector bancario desde tiempos inmemoriales ha sido objeto de fuertes debates sociales y controversia. El flujo monetario queda monopolizado en unas pocas manos o instituciones, dejando a los ciudadanos al arbitrio de sus decisiones.

La influencia de las acciones de los establecimientos financieros es trascendental y afecta a la globalidad de la sociedad. Por tanto, sus decisiones deberían ser específicamente racionales. Esta característica es preciso relacionarla con el pensamiento y conclusiones alcanzadas por el filósofo Nicholas Rescher, en su obra La racionalidad, quien concluyó diciendo: el acto racional no es más que un acto de fe puesto que no asegura el éxito de la decisión.

Como vemos, la polémica está servida y recae un poder en manos de unas personas, respecto de las cuales se desconoce completamente sus capacidades cognitivas, salvo por su éxito profesional.

Establecidas estas premisas, se aprecia que las políticas y líneas de actuación de las grandes corporaciones no han acertado en los últimos años, atendiendo a los resultados obtenidos. Las contrataciones y los productos financieros se han tornado en su contra. 

Son numerosos los contratos que han sido calificados por los tribunales de abusivos, cláusulas declaradas nulas, gastos indebidos y, así, una larga lista. Ello ha provocado la desconfianza de la sociedad en dichos establecimientos y ha tenido unas graves repercusiones económicas, que todavía no se han solventado definitivamente. Realmente, se desconoce todavía la magnitud que estas prácticas desencadenarán en la banca y sus efectos definitivos.

Otro de los frentes que se ha abierto recientemente, ha sido la emisión de acciones preferentes. Estos títulos, calificados de fraude, han afectado a unas 700.000 personas. A las preferentes, se deben unir otros acuerdos tales como los swaps (permuta financiera) y otros tipos de servicios vinculados a los mercados de derivados, que no han seguido con los requisitos legales para su contratación. 

La problemática de los productos financieros referidos a los mercados de futuros, ha surgido por la falta de información a los clientes. Las matemáticas que se les aplicaba en relación a su proyección en los mercados tan complicada, que hasta los propios comercializadores eran incapaces de explicar qué estaban vendiendo en realidad.  

En otras ocasiones, las entidades han comercializado servicios presuntamente sujetos a una renta fija, cuando en realidad se les aplicaba una renta variable. Inducían al error al interesado y posterior firmante. Esos productos vinculados a derivados y futuros, se les aplicaban unos multiplicadores que provocaban el apalancamiento exponencial de los clientes y una alta volatibilidad. Todo ello, ocurría sin tener conciencia, ni conocimiento los propios interesados.

Los juzgados han declarado la nulidad de muchos de estos contratos, por la falta de transparencia de las entidades financieras. Los clientes no eran debidamente informados de los servicios que contrataban. Tampoco, se les informaba de los riesgos que asumían y en qué mercados entraban a desplegar su operativa. Se convirtieron en una auténtica trampa para los inversores y para muchas personas supuso la desaparición de sus ahorros.

La técnica de venta de los bancos, por medio de sus mecanismos de primas y objetivos, incitó a su personal de los departamentos comerciales a actuar con una evidente desconsideración hacia las personas. La presión que sufrían por cumplir objetivos, no les hacía recapacitar y pararse a pensar en los efectos negativos que causarían.Muchas han sido las prácticas abusivas o deshonestas y, esperamos que los efectos perjudiciales terminen paliando.  

Nuestro despacho de abogados se centra en la reclamación de las cláusulas suelo, declaradas ilegales recientemente por el Tribunal de Justicia de la Unión Europeo. También, centramos nuestra actividad en la reclamación de los gastos de formalización de un préstamo hipotecario repercutidos en el prestatario. Se está dando una novísima revelación jurídica en los juzgados menores del país, los cuales han estimado la falta de legitimación activa de las entidades bancarias para ejecutar las hipotecas por impago de la cuota hipotecaria.

Confiemos en que no vuelvan a ocurrir los abusos bancarios que se han dado en los últimos años y, se produzca un acercamiento entre los bancos y la población que responda a las verdaderas necesidades de financiación de los ciudadanos.