Contácte con nosotros : 692530551/960152075

  • RECLAMACIONES LABORALES

    Los letrados de Bufete Online cuentan entre sus atributos con la facilidad de palabra, inmediatez y oportunidad que los juicios laborales exigen. 

LAS RECLAMACIONES EN EL ÁMBITO LABORAL

 

Un gran parte de la vida de las personas transcurre en el ámbito laboral. Un tercio del día lo pasamos con nuestros compañeros de trabajo y, junto con los encargados o propietarios de las compañías. Es un entorno en el que estamos muchas horas y, por tanto, fundamental para el bienestar del ser humano. 

En términos de desarrollo personal, la jornada laboral es determinante. Si no se consigue una evolución y gratificación en este entorno, el trabajador acabará por desmotivarse y sufrir un decaimiento anímico. Estos efectos pueden darse también en el propio empresario o, en un encargado. Todos somos volubles en un ambiente laboral desalentador. 

Teniendo en consideración las anteriores nociones, no es de extrañar, que en el lugar de trabajo ocurren multitud de accidentes, se generan conflictos y otras muchas vicisitudes perjudiciales para la convivencia, el buen funcionamiento de la compañía o el estado de satisfacción del trabajador. También se dan éxitos, se consiguen logros y se crece profesional y personalmente. 

La participación de los abogados se requiere en casos de conflictos, desavenencias o cuando la empresa se encuentra en aprietos. Con la reciente crisis económica que ha padecido el  planeta, recibiendo uno de los mayores impactos nuestro país, hemos sido espectadores de cierres de empresas, de hundimientos de corporaciones financieras o del pequeño tendero echar el cierre a su puesto. 

Este descalabro económico ha tenido una repercusión inmediata en los tribunales. Los juicios de reclamación de salarios impagados, las demandas por despido improcedente, los expedientes de regulación de empleo, aumentaron de forma vertiginosa. No se puede hablar de una sola clase social afectada, todas han soportado la crisis estoicamente: grandes fortunas, empleados de banco, presidentes de compañías, tiendas de barrio, obreros. 

Los trabajadores para la defensa de sus derechos, tienen que saber que los plazos para reclamar son muy breves. Por eso, inmediatamente reciban una notificación o una amonestación, no deben actuar por su cuenta, sino que es imprescindible que contacten a un profesional en derecho laboral. Dejar pasar un plazo significa perder la indemnización que por ley le corresponde al empleado y, también, puede perder la cobertura por desempleo. 

En casos, en que el trabajador sospeche que lo quieren despedir, lo más aconsejable y prudente es concertar una visita con un letrado laboralista. Tener la posibilidad de recopilar pruebas antes de que le despidan a uno, es determinante en muchas ocasiones para conseguir la indemnización y derechos reconocidos legalmente. La función del abogado es defender al trabajador que lo contrate, sabe cómo actuar y lo que se debe hacer. Son muchos los empleados que, cuando se ven fuera de la empresa, se percatan de su gran error al no contar con pruebas para defender sus derechos legítimos. 

Nuestro despacho, en la avanzada línea de los nuevos servicios online, presta especial atención a las reclamaciones de salarios, a los accidentes laborales, a las conciliaciones y demandas de despidos improcedentes y a la demanda por recargo de prestaciones por los accidentes sufridos por falta de cumplimiento de las medidas de seguridad en la empresa. No por ello dejamos de tratar cualquier otro asunto o conflicto que se origine en el seno de la empresa.

Podemos dar solución a cualquier otra problemática que pueda surgir como mobbing, acoso, reclamaciones contra la mutua profesional correspondiente, en definitiva, todas aquellas actuaciones que precisan de asesoramiento y defensa legal. Nuestro equipo de abogados laboralistas tiene una dilatada experiencia y una gran capacidad para resolver los asuntos más controvertidos.