Contácte con nosotros : 960152075

  • accidente-hotel Reclamar indemnización por un accidente en un hotel, abogados

    ACCIDENTES EN ESTABLECIMIENTOS

    La responsabilidad de los locales comerciales tiene una legislación dispersa que nuestro despacho conoce amplíamente. 

  • accidente-hotel Reclamar indemnización por un accidente en un hotel, abogados

 RECLAMAR INDEMNIZACION POR UN ACCIDENTE EN HOTEL

 

Todo el mundo en un momento u otro, vacaciones, trabajo, etc, nos vemos obligados a pernoctar en algún hotel, hostal u otro tipo de alojamiento. En la mayoría de los casos esta experiencia suele ser agradable ya que el establecimiento se encuentra en perfecto estado y el servicio se acomoda a lo contratado. El problema se encuentra cuando estas circunstancias no se dan y el cliente e ve obligado a reclamar por estos hechos. Lo mas habitual y rápido es hablar con el director del hotel con el fin esta situación se solucione y en el caso no se atienda a lo que pedimos lo mas conveniente en este tipo de casos es rellenar y presentar la consiguiente de hoja de reclamaciones en el hotel y poner estos hechos en conocimiento de la oficina de consumo de su localidad.

 

Es de recibo que los hoteles, hostales y otros alojamientos deben cumplir con todas las medidas de seguridad y salubridad que la ley les obliga ademas de mantener el lugar en unas condiciones de optimas con el fin no se produzcan ningún tipo de percance o accidente en sus instalaciones.

 

 

TIPOS DE ACCIDENTES EN HOTELES

 

En cuanto a los accidentes que se producen en hoteles podemos distinguir a groso modo dos tipos, los leves, como pudieran ser caídas, resbalones, golpes con objetos o intoxicaciones leves y las graves cuando por sus consecuencias o por el número de personas afectadas tengan una especial relevancia. Estos accidentes pueden ser consecuencia de la actuación negligente de los clientes al no utilizar las instalaciones con el cuidado y la diligencia debida o bien pueden ser consecuencia de la actuación poco diligente del hotel a no mantener sus instalaciones en optimas condiciones y por este hecho se ha producido el accidente. En los casos en que el cliente no ha actuado diligentemente no cabe la posibilidad de reclamar por daños y perjuicios, por ejemplo si alguien se lanza desde desde el armario haciendo el salto del tigre el hotel no solo no esta obligado a indemnizarle por los daños y perjuicios sufridos sino mas bien al contrario, seria el cliente el que debiera abonar al hotel los desperfectos provocados.

 

Por otro lado y siguiendo con los ejemplos, si un cliente sufre unos daños por una caída en el hotel como consecuencia del mal mantenimiento o conservación de este, si que cabria la reclamación por los daños y perjuicios sufridos. Este mismo criterio se sigue para los accidentes graves, que hay que decir que son los menos, es decir no es lo mismo que uno se tire del balcón a la piscina haciendo balconing y sufra unos daños que uno se caiga del balcón por que ha fallado el anclaje. En el primer caso el cliente no puede reclamar al hotel ya que sus daños son consecuencia de su acción negligente y en el segundo caso el cliente deberá reclamar al hotel porque este esta obligado a mantener sus instalaciones en optimas condiciones y como consecuencia de no tenerlas se ha sufrido un accidente y provocado unos daños o perjuicios.

 

 

CUANDO RECLAMAR POR UNA CAIDA O ACCIDENTE EN UN HOTEL

 

En los casos en los que el accidente no es consecuencia de la acción del cliente el plazo para interponer la consiguiente reclamación empieza a contar a partir de año desde que se pudo ejercitar la acción, es decir desde que se le da de alta de las lesiones sufridas como consecuencia de ese accidente. En estos casos el perjudicado deberá reunir todos los elementos de prueba necesaria para justificar que esos daños no se han producido por su culpa sino por la del hotel. Ya que este normalmente intentara no responder a su responsabilidad y su seguro tampoco. Por ese motivo es fundamental el probar que existe una actuación poco diligente del hotel y que como consecuencia de esta se han producido unos daños a los clientes, los casos mas claros serian por ejemplo los de intoxicaciones alimentarias y los mas dudosos serian las caídas dentro de las instalaciones. Por otro lado el cliente también tiene que acreditar la existencia de unos daños como consecuencia directa del ese accidente, esto se hace mediante partes e informes médicos, los cuales determinaran la entidad de las lesiones sufridas y serán la base para reclamar por los daños y perjuicios sufridos.