Consulta Despacho Gratuita telefono accidente valencia 960 152 075 wasap accidente valencia633 233 111 

Datos sobre un siniestro

 

parte europeo accidenteEl accidente es la realización del riesgo que dio origen al contrato del seguro. Es el momento preciso de hacer efectivos unos derechos y unas obligaciones que hasta entonces solo habían constituido una promesa formal. Para la aseguradora es la ocasión de demostrar su eficacia y seriedad; para el asegurado/a, la confirmación o no de la confianza depositada en la entidad de seguros.

El primer paso que la persona asegurada debe dar una vez ocurrido el siniestro es notificarlo a la compañía aseguradora. Así, el tomador/a del seguro, el asegurado/a o el beneficiario/a tienen que comunicar a la aseguradora la existencia del siniestro. Para ello, tiene un plazo de siete días a contar desde que lo supo,salvo que en la póliza se hubiera pactado un plazo más amplio.

Además, el tomador/a del seguro o el asegurado/a deberá proporcionar a la aseguradora toda la información posible sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro. De esta forma, la compañía aseguradora puede precisar el alcance de los daños e individualizar las causas del siniestro. El asegurador, por su parte, puede solicitar, después de conocido el siniestro, los datos que según el caso estime necesarios.

El siguiente esquema indica los datos básicos que siempre hay que incluir en toda información sobre un siniestro. Con carácter general y común todos los seguros:

  • Número de póliza;
  • Asegurado/a o tomador/a: nombre, domicilio y teléfono;
  • Circunstancias relativas al siniestro.
  • Descripción del siniestro. Lugar de ocurrencia;
  • Testigos: nombre, domicilio y teléfono;
  • En caso de intervención judicial, descripción de la autoridad que ha intervenido;
  • Fecha de la declaración del siniestro.

Además, cuando el seguro cubre daños a cosas:

  • Descripción de los bienes siniestrados;
  • Cuantía de los daños.

Cuando el seguro cubre daños a personas:

  • Lesiones producidas (descripción). Si es posible, parte médico;
  • Dónde se prestó asistencia a la persona lesionada;
  • Nombre del médico/a que le atendió;
  • Si las lesiones impiden desarrollar su profesión a la persona lesionada.

 

Que es la declaración amistosa de accidente y que datos debe contener

 

El modelo de impreso para la declaración de siniestros de automóviles es la denominada Declaración Amistosa de Accidente de Automóvil. Se caracteriza por su uniformidad, común para todas las entidades aseguradoras y para todos los países de la Comunidad Europea.

La declaración amistosa contiene todos los elementos necesarios para ofrecer una información completa al asegurado/a. Su aplicación más efectiva se refiere a los accidentes ocurridos con intervención de dos vehículos y por lo que concierne a los daños de los mismos. Dicha declaración solicita los datos relativos al suceso, tales como fecha, lugar, si ha habido víctimas y daños materiales distintos de los dos vehículos y si ha sido presenciado por testigos.

A continuación, en el parte, en dos columnas laterales, se preguntan los datos relativos a cada uno de los vehículos intervinientes, a sus propietarios/as, a sus conductores/as y a sus respectivas compañías aseguradoras. La columna central es la más importante. Se refiere a las circunstancias del hecho y detalla hasta un total de 17 supuestos para cada vehículo. Únicamente se ha de señalar con un aspa o equis aquella descripción que más se aproxime a la realidad del suceso ocurrido.

Seguidamente, unos gráficos permiten señalar el punto de choque inicial de cada automóvil y después los daños apreciados y las observaciones que cada conductor/a considere oportuno declarar. Un croquis del lugar del accidente completa los elementos para poder enjuiciar el siniestro.

El factor que da verdadera validez al parte es la firma de los conductores/as. Esta constituye una aportación muy importante al trámite del siniestro, puesto que la firma conjunta en una sola declaración da lugar a una versión única. De esta forma, se descarta el grave problema de los partes de accidente clásicos en que, en muchos casos, las versiones no coinciden.

La declaración con una versión única y la firma de los dos conductores/as abre el camino para que la liquidación del siniestro pueda ser practicada en un plazo muy corto de tiempo.

El impreso consta de dos hojas idénticas, que se cumplimentan al mismo tiempo, y cada conductor/a se queda con una de ellas. En el reverso de la hoja figura la petición de una serie de datos complementarios, que cada conductor/a o tomador/a debe facilitar a su aseguradora. Estos datos complementarios también sirven para suministrar información sobre personas lesionadas o sobre daños a otros vehículos, animales o cosas.

 

En que consiste el Deber de salvamento

 

El asegurado/a, el tomador/a del seguro o el conductor/a deberán emplear todos los medios disponibles a su alcance para aminorar las consecuencias del siniestro.

El incumplimiento de este deber dará derecho al asegurador a reducir la prestación en la proporción oportuna, teniendo en cuenta la importancia de los daños derivados del mismo y el grado de culpa del asegurado/a. Es más, si este incumplimiento se produjera con la manifiesta intención de perjudicar o engañar a la compañía aseguradora, esta quedará liberada de toda prestación derivada del siniestro.

Cuando la declaración del siniestro llega a manos de la compañía aseguradora, esta abrirá un expediente y será el momento de comprobar si el suceso encaja en el marco del seguro suscrito. De no ser así, la compañía puede rechazar el siniestro, amparándose en la cláusula contractual correspondiente.

Si el asegurador decide rechazar el siniestro, en función de las condiciones de la póliza, tiene que comunicarlo por escrito al asegurado/a, expresando los motivos del rechazo. Por el contrario, si el siniestro resulta cubierto por la póliza contratada, por ser la cobertura correcta y estar abonada la prima, se dará curso normal al expediente.

¿Tienes una duda o problema legal? Consulta sin compromiso tu asunto con un abogado y recibe respuesta sobre su viabilidad legal.