Contácte con nosotros : 692530551/960152075

COMO RECLAMAR POR UN ACCIDENTE EN VACACIONES

 

Con la llegada del verano millones de personas se desplazan de su residencia habitual y comienzan sus esperadas vacaciones. En la mayoría de los casos todo se desarrolla según lo planeado si bien en algunos casos nos encontramos con diferentes tipos de problemas, desde que el apartamento o hotel no se corresponde con el contratado hasta los casos de accidentes de todo tipo en lugares de ocio como pueden ser parques acuáticos, piscinas, hoteles, restaurantes, ferias, grandes eventos...Hay que tener en cuenta que el calor y un mayor tiempo libre hacen que durante los meses de verano, estos espacios sean lugares con una concentración masiva de gente, lo cual hace que haya más probabilidades de sufrir algún tipo de accidente en su tiempo de vacaciones que durante el resto del año.

 

El problema viene dado en muchas ocasiones porque la gente como no se encuentra en su ciudad se siente desprotegido y decide no presentar ningún tipo de denuncia o reclamación por esos daños o perjuicios sucedidos durante sus vacaciones, lo cual es un gran error ya que independientemente de que el accidente haya sufrido en verano la reclamación de indemnización se puede realizar posteriormente e iniciar un procedimiento contra el responsable de esos daños y perjuicios. Por ejemplo el 90% de los accidentes ocurridos en parques de ocio no se indemniza y esto es por la no interposición de la consiguiente denuncia o reclamación de daños corporales y perjuicios económicos por parte del lesionado.

 

QUIEN ES EL RESPONSABLE DEL ACCIDENTE OCURRIDO EN VACACIONES

 

Por ese motivo es importante el determinar quién es el responsable en el caso de que ocurra un accidente en vacaciones. Nuestro código civil determina en su Art 1902 que “el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado”. Es decir las empresas responsables de estos establecimientos comerciales o eventos son responsables tanto de los daños ocurridos en esos recintos y perjuicios causados por los trabajadores en el ejercicio de sus funciones.

 

Una vez tenemos claro quién son los responsable de estos daños y perjuicios queda por determinar la vía, civil o penal, que vamos a utilizar para interponer la consiguiente denuncia o reclamación. Hay que valorar bien este punto ya que de esta decisión pueden depender los resultados. Para ello vamos a intentar definir los aspectos básicos de ambas vías. La responsabilidad penal afecta a las personas que han cometido el delito y tiene un carácter sancionador con hasta penas de cárcel en los casos de negligencia o imprudencia grave, sin embargo la responsabilidad civil suele reparar el daño causado a través del pago de una indemnización por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de ese accidente.

 

Dicho esto hay que decir que  todas las empresas tienen la obligación de tener contratado un seguro subsidiario de responsabilidad civil, que es el que se hará cargo de reparar el daño causado a través del pago de una indemnización económica por esas lesiones o daños sufridos mientras que disfruta sus vacaciones y sufre un accidente ajeno a su voluntad. La Ley 50/ 1980 de Contrato de Seguro establece que “Por el seguro de responsabilidad civil el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a cubrir el riesgo del nacimiento a cargo del asegurado de la obligación de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado, conforme a derecho"

 

 

REQUISISTOS PARA RECLAMAR POR ACCIDENTE EN VACACIONES

 

Una vez ya tenemos claro quién es el responsable del accidente sufrido en sus vacaciones, la empresa responsable del lugar donde sucedió el siniestro, y quien es el responsable del pago de la indemnización, el seguro, es necesario previo a la interposición de cualquier tipo de denuncia y reclamación de daños y perjuicios el comprobar que se cumplen los 3 requisitos para establecer el responsable civil. El primero es que exista un  daños real, el segundo que haya un comportamiento, activo u omisivo que haya causado un daño y el tercero y más importante es que se establezca la relación directa entre ambos.

 

Para entenderlo mejor vamos a poner un ejemplo muy sencillo, imaginemos que durante nuestras vacaciones estamos en la recepción de un hotel y el suelo esta mojados, por un derrame el cual debía haber sido limpiado, sin querer usted resbala y sufre una caída que le fractura el menisco. En este caso el daño seria el menisco, el comportamiento seria el no limpiar la zona y el nexo causal o relación directa seria que como consecuencia de que el suelo esta mojado usted tiene un accidente que le hace perderse sus vacaciones. En este caso habría que reclamar civilmente al hotel por no haber mantenido las instalaciones en condiciones de seguridad y a su seguro de responsabilidad por qué es el civilmente, económicamente, responsable.

 

 

TIPOS DE RECLAMACIONES Y ACCIDENTES EN VACACIONES

 

1.- Reclamaciones a Hoteles. Dentro de las denuncias más comunes encontramos las relacionadas con:

 

- Un servicio inadecuado.- Todo establecimiento debe informar de cuál es su categoría la cual debe ajustarse a los servicios realmente prestados. Por ese motivo el contrato de la reserva tiene que contener información exhaustiva sobre la situación del hotel, nivel de comodidad, servicios (piscina, comedor, instalaciones para niños) y número de comidas contratadas...En el caso esto no se cumpla se estará realizando por parte del hotel un incumplimiento contractual y estará usted legitimado para reclamar una indemnización por los perjuicios causados al responsable del hotel.

 

- Accidentes en el hotel.- Como ya hemos comentado cuando se sufre un accidente en un hotel por el mal estado de las instalaciones o la falta de diligencia del establecimiento cabe la posibilidad de denunciar a sus responsables por los daños y perjuicios causados. Esto es extensible a las actividades lúdicas o de animación que estos ofrecen, independientemente que esta actividad no la realice un trabajador del hotel sino una persona o empresa contratado por este.

 

- Intoxicaciones alimentarias.- Dentro de las denuncias cuya reclamación es más sencillo de demostrar es la provocada por una intoxicación alimentaria ya que será un médico y no el propio interesado el que determinara  por medio de controles sanitarios si el hotel es el culpable o no de los daños padecidos por el paciente.

 

- Robos en las habitaciones.- Aquí depende de si el cliente contrato el servicio de caja fuerte y documento su contenido ya que si este sufre un robo o hurto dentro de la habitación y los objetos o dinero no se encuentran dentro de la caja fuerte, la denuncia únicamente tendría viabilidad si se pudiera probar que el autor fue un empleado del hotel, es decir sorprenderlo infraganti.

 

2.- Estafas de apartamentos fantasmas. Es muy común que aprovechando las vacaciones y la impunidad que puede provocar internet muchas personas decidan dedicarse a estafar a los confiados veraneantes alquilando apartamentos sin ser realmente sus propietarios. Estos casos son fáciles de denunciar si bien es difícil el obtener un resultado positivo a no ser que el estafador sea un amateur. Por ese motivo lo mejor es ser precavido y tomar una serie de medidas como no pagar por adelantado y en caso de tener que hacerlo realizarlo por medio de trasferencias, no facilitar sus datos bancarios, personales, pedir un contrato...

 

3.- Accidentes en piscinas, parques acuáticos y zonas de recreo.- Este tipo de accidentes tiene la peculiaridad de su estacionalidad ya que únicamente se dan en los periodos de vacaciones y en lugares relacionados con ellas, si bien en el resto de características se aplican las mismas normas  que el resto de reclamaciones de daños y perjuicios como consecuencia de un accidente provocado por la falta de diligencia del responsable obligado, en este caso las empresas que gestionan a esos espacios. Dentro de este tipo de accidentes en muchos casos están involucrados niños o menores con lo que sus representantes legal serán los que deberán presentar la consiguiente denuncia o reclamación por daños y perjuicios.

 

4.- Accidentes en eventos varios. Como es sabido durante las vacaciones se aprovecha para acudir a todo tipo de eventos, musicales, culturales de ocio...En algunos casos y como consecuencia de la falta de previsión y en todo caso de diligencia de los organizadores se provocan accidentes entre el público que asiste a estos, en estos casos cabe una reclamación por los daños y perjuicios al organizador del evento, sea una empresa privada o bien sea la administración ( ayuntamientos...)

 

En todos estos casos es fundamental conocer si disponen o no de un Seguro de Responsabilidad Civil ya que será la Compañía Aseguradora la que pague la indemnización, intentar conocer el contenido de las pólizas, posibles exclusiones, limitaciones, etc.

 

Por todo ello si hemos sufrido algún tipo de accidente durante el tiempo de vacaciones lo conveniente es incluso antes de llegar a nuestro destino poner cuanto antes el tema en manos de nuestros abogados especializados en accidentes y seguros para que inicie las gestiones amistosas con el fin de intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial, para evitar los costes judiciales.