Contácte con nosotros : 692530551/960152075

LAS DEUDAS A LOS FONDOS BUITRES ACABAN ANOTADAS IRREGULARMENTE EN LOS FICHEROS DE MOROSOS

 

En los últimos tiempos miles de millones de deuda privada de particulares españoles han sido vendidas por entidades bancarias (bancos, cajas de ahorros, entidades de crédito) compañías de suministros (telefonía, electricidad...), etc a fondos buitres de Luxemburgo (VIENTO1 SARL, OKO INVESTIMENT, TTI FINACE, ORADO INVESTMENTS SARL) con el fin de hacer algo de caja en sus cuentas anuales, poner a perdidas estas deudas en sus balances contables y así cuadrar el círculo contable.

 

Para empezar vamos a definir lo que es un fondo buitre. Un fondo es un fondo de capital de riesgo o fondo de inversión libre que invierte en una deuda de una entidad pública o privada. Estos lo que hacen es comprar en el mercado deuda de Estados y empresas que están al borde de la quiebra o bien que se quieren desprender de activo de dudoso cobro, normalmente por un 20% o al 30% de su valor nominal y luego litigar o presionar por el pago del 100% de este valor.

 

Posteriormente estos fondo buitres como son residentes en Luxemburgo subcontratan, para poder recuperar el máximo de su inversión, con empresas de gestión de cobros españolas (IMTRUM JUSTICIA, MULTIGESTION IBERICA , GEDESCO, TDI INDIGO, GESIF) y estas son las encargadas de cobrar las deudas de los particulares españolas compradas a precio de saldo.

 

El problema surge cuando tanto estos fondos de inversión de Luxemburgo como las empresas de gestión de cobros españolas con el fin de recuperar estas deudas se saltan la legislación española a la torera en materia de protección de datos e inscriben irregularmente presuntas deudas de particulares sin notificar nada y sin cotejar si la cantidad realmente inscrita se corresponde con lo realmente adeudado.

 

Esta práctica irregular se está convirtiendo en el pan nuestro de todos los días resultando los derechos de los consumidores vulnerados y provocando una indefensión total para los particulares.

 

Primeramente una vez descubren que tienen una deuda anotada en un fichero de morosos ( asnef, experian) no saben con quién comunicar fehacientemente para resolver el problema, ya que normalmente aparece únicamente un nombre y un número de teléfono de contacto.

 

Posteriormente en el caso, después de mucha investigación, que descubran quien está gestionando su deuda viene el segundo problema que consiste en el hecho que que una vez se comunica fehacientemente con estas empresas de recobro españolas, estas atiendan a la petición de información que se les requiere y por ultimo en caso de incumplimiento de la L.O.P.D retiren los datos irregularmente inscritos tanto en el fichero Asnef como en el Fichero Experian.

 

En el caso se consiga perfecto, sino se tendrá que pelear esta vez con los ficheros de morosos, fundando jurídicamente y aportado documentación fehaciente justificativa de todo lo realizado y esperar que el fichero elimine los datos irregularmente inscritos. En caso contrario solo nos quedaría reclamar tutela y denunciar ante la A.E.P.D. Vamos toda una odisea para un particular.

 

Todos este entramado lo único que hace es vulnerar el derecho al honor de los consumidores, los cuales en la mayoría de los casos no son conocedores ni siquiera de que están inscritos en estos ficheros de impagados, y vulnerar la legislación española en protección de datos sin que hasta la fecha se haya actuado de oficio por parte de la A.E.P.D para evitar estos abusos.